1991 Contrafarsa: «Los rincones de Montevideo»

Para 1991, Eduardo “Pitufo” Lombardo arregla y dirige a Contrafarsa. Y la retirada de este año fue una apuesta fuerte vista con la perspectiva de los años. En Carnaval existe una regla no escrita de no repetir lo que otros conjuntos hicieron antes, especialmente si lo hicieron bien. Y a Montevideo, muchos letristas le habían ofrendado su amor, con muy buena calidad. Especialmente en los últimos años, todos disfrutamos “La canción de los barrios” de la Reina de la Teja. A pesar de esas consideraciones, y con ese riesgo por delante, “Los rincones de Montevideo” nació porque tenía que hacerlo. Andaba por ahí, pidiendo para salir, y cuando las cosas son así, no se las puede detener. Puedo decir que antes de escribir esta retirada, yo prácticamente no conocía otros países, otras ciudades. En años posteriores tuve la oportunidad de viajar, y hoy día, siento, como Daniel Amaro, que si me dan a elegir, elijo Montevideo.

Contrafarsa es voz de esquina
que en el aire de febrero
suelta piropos murgueros
y le da un beso a la vida
es voz que en la despedida
va a disfrutar de un paseo
por una ciudad que tanto se hace querer
y que agita tantos deseos
Contrafarsa empieza a recorrer
los rincones de nuestro Montevideo…

la noche invita a emprender la vuelta
y otra voltereta vuelve a empezar
nos va envolviendo, una vez más
todo es comienzo, nada es final

cruzando barrios se va bailando,
vuelta y otra vuelta y otra vuelta, ya volverá
como jugando, suelta un cantar,
es Contrafarsa, voz de ciudad…

despierta la ciudad vieja cuando el marrón de sus olas rompe
las callecitas desiertas van madrugando un domingo más
temprano abren la escollera, los pescadores
y abuelas de escoba y balde, charlando están

un soplo que cruza el puerto va alborotando blancas gaviotas
botijas de mil colores el arco inflado quieren dejar
un tren sale de central, tiembla la vía
y el cerro ve a la bahía, deseando el mar…

prendida del cielo
la llama de ancap
color aurirrojo al vuelo
acaricia la rambla portuaria

y se arrima al prado
busca el rosedal
entre senderos y abuelos
testigos de historias centenarias

el viaducto se sacude
con un ómnibus que sube
se alegra el parque posadas
puesta la mirada en la ventana
toda la ciudad por la ventana…

pasando propios, la iglesia del cerrito
recibe el mediodía, cual postal ciudadana
general flores, y más allá el cilindro
con giros de colores, saludan nuestro andar

voces de radio, suben desde el estadio
y el parque batlle, se comienza a agitar
mientras las calles de la feria de yaro
y las de piedras blancas, se empiezan a vaciar…

la tarde llega ya
de punta yeguas a la cruz
santa lucía y parque lecocq
se están llevando todo el sol.
agronomía, plaza vidiella
hasta estación peñarol
sigue la fiesta, en el roberto
están gritando otro gol
bandera verde, hay caras tristes
en el hipódromo de hoy…

sobre un carro juntan basura por el bulevar
sin horario en cada boliche están pidiendo pan
por la noche acomodan diarios para dormitar
todo el día el alcohol quemándole la soledad…

Contrafarsa siente la ciudad
con su angustia, con su belleza, la quiere cambiar
Contrafarsa busca la ciudad
va viajando por los rincones de su identidad…

cómo soñar con un día
en que toda la ciudad
ría en las calles
cante, baile y llorando se abrace
redonda de tanto amar…
gente de todos los barrios
creando luz realidad
cabeza fría
corazón caliente poesía
canción color libertad…

y quizá nunca exista una ciudad así
como soñás
pero buscala
tal vez cerca pueda andar…

andará de tardecita, con mate y bizcochos, gozando la rambla
o trepará las canteras, buscando el teatro si una murga canta
andará por las esquinas, sentada al cordón, hablando de utopías
o te sacará la sed con un vaso de agua del santa lucía

en cada cartel de escuela, en cada grafitti y en cada botella
en cada rincón del pecho que se te haga un nudo si te acordás de ella…

ciudad que queremos verte llena de ganas
de ganas de vivir…

Montevideo está esperando una canción
tierno piropo que le toque el corazón
Contrafarsa le va haciendo guiñadas a la ciudad
pintándole la cara al carnaval…

hoy Contrafarsa
va soltando piropos canciones
por los rincones de éste
nuestro Montevideo.
esquina cooperativa
del viejo Sayago que agita el cemento
Contrafarsa no se marcha
se queda cantando con la cara al viento…

Montevideo está esperando una canción
tierno piropo que le toque el corazón
Contrafarsa le va haciendo guiñadas a la ciudad
pintándole la cara al carnaval…

la boca llena de murga
explota en esta canción
Contrafarsa no se marcha
se queda en tu corazón…

Deja un comentario